• Imprimir

Información útil para el ciudadano

¿Qué implicaciones tiene la certificación energética para los ciudadanos? ¿Qué ventajas puede suponer disponer de esta información? ¿Qué quiere decir que una vivienda o edificio tenga una calificación energética A?

Los vídeos explican las características más relevantes del trámite de la certificación de eficiencia energética en los edificisi sus ventajas. Está dirigido a toda la ciudadanía, pero sobre todo a los propietarios de las viviendas o edificios que tengan que realizar la certificación.

En Cataluña conviven diferentes tipos de edificios, según la normativa de construcción que se ha ido aprobando y aplicando a lo largo de los años.
El año de construcción del edificio es importante a la hora de saber cuál normativa térmica aplicaba en su construcción y por lo tanto nos permite conocer el comportamiento térmico de los diferentes cierres que componen el edificio.

En este sentido, los edificios que encontraremos en función de la normativa de construcción cuando se construyeron, reciben las calificaciones energéticas (de la A en la G) que se muestran en la mesa.

Las diferentes normativas que han definido las características de la piel de los edificios en Cataluña son:

  • Antes de 1981 no existía ninguna normativa específica sobre el envolviendo térmica de los edificios.
  • NBE-CT-79 (1981-2006), esta normativa ya exigía unas transmitancias térmicas máximas de los diferentes cierres.
  • NRE-AT-87 (1989-2007 – de aplicación sólo en Cataluña), mejoraba algunos aspectos de la normativa (Los programas de certificación no tienen en cuenta esta normativa).
  • “Código Técnico de la Edificación. CTE 2006” (2007-2014), que sustituye toda la reglamentación anterior y que ya requiere que los edificios utilicen materiales y técnicas que contribuyan al ahorro energético e introduce la obligatoriedad de utilizar sistemas de energía solar.
  • A partir de marzo de 2014 los edificios de nueva construcción tienen que aplicar el nuevo código técnico de 2013, más restrictivo que el anterior.

La certificación energética de los edificios proporciona información útil a todos los ciudadanos que quieran comprar o alquilar una vivienda exponiendo las características energéticas de lo mismo.
Permite que los interesados puedan valorar si la vivienda que consideran comprar o alquilar tiene las características energéticas adecuadas, y conocer el gasto energético aproximado que representará al cabo del año.
Asimismo el certificado va acompañado de un documento de recomendaciones sobre las mejoras que se pueden hacer para obtener un comportamiento energético más eficiente, así como aumentar el confort de la vivienda y por lo tanto reduïr el gasto energético si se hace una buena aplicación de las medidas propuestas.

Los aspectos que se tienen en cuenta para calcular la calificación son los siguientes:

  • La normativa edificatoria aplicable.
  • La zona climática donde se ubica el edificio. Este es un factor que influye mucho para determinar la demanda energética del edificio y por lo tanto su consumo y su calificación final. El Código Técnico de la Edificación clasifica las zonas climáticas en función de la severidad climática de invierno mediante letras que van de la A (condiciones climáticas menos severas) a la E y según las condiciones de verano con números que van de l'1(condicions climáticas menos severas) al 4.
  • Piel del edificio: fachada, cubierta, ventanas, puertas, protecciones solares, etc.
  • Instalaciones: sistemas de climatización (calderas, bombas de calor) y generación de agua caliente sanitaria. En el caso del sector terciario también se tiene en cuenta la iluminación.

La etiqueta de calificación energética de una vivienda proporciona una clasificación en letras con uno valores por dos conceptos:

  1. Consumo de energía primaria. Medido en kWh/m2año. Este es el consumo de energía primaria necesario para mantener los niveles estándar de confort en la vivienda. La energía primaria es la fuente de energía que se utiliza sin ninguna transformación. Algunos ejemplos son la solar, la entregada por la combustión de los combustibles fósiles (gas natural, fuel, carbón...), la eólica. En cambio, la energía eléctrica es un buen ejemplo de energía no primaria.
  2. Emisiones de CO2.
20140711_img_etiquetaCertExemple

Esta mesa proporciona información tipo de los gastos energéticos y consumo de energía primaria que representan cada una de las letras de la clasificación y las diferencias entre una letra y otra.

Aparte del ahorro energético y económico que supone, cada letra superior implicará también una mayor calidad de vida con la disminución del ruido y el aumento del confort y de la calidad de los materiales de la vivienda o edificio.

20140711_taulaPercentatgeEstalviLletresCert

El propietario o promotor del edificio o vivienda tiene la obligación de proporcionar el certificado de eficiencia energética en caso de venta o alquiler.

En caso de un alquiler se tiene que entregar al nuevo inquilino una copia del informe de certificación y la etiqueta de eficiencia energética.

En el caso de una compra o venta se tiene que entregar al nuevo propietario el formulario del trámite con el ICAEN firmado para el técnico competente, el informe de certificación, el documento detallado de las mejoras de eficiencia energéticas propuestas, la descripción de las pruebas o comprobaciones llevadas a cabo durante la certificación y la etiqueta de certificación de eficiencia energética.


Las agencias inmobiliarias tienen la obligación de exhibir la etiqueta de certificación energética en todas las viviendas, edificios o locales que publicitan por venta o alquiler.