• Imprimir

Conducción eficiente e intermodalidad

La movilidad en vehículo privado es uno de los ámbitos con un potencial de ahorro de energía más elevado, por lo cual la difusión de consejos de movilidad eficiente y la enseñanza práctica de nuevas formas de conducir puede contribuir a reducir de forma significativa el consumo de carburantes de origen fósil, obteniendo a la vez un ahorro económico.

  • Impulsar la realización de cursos de conducción eficiente en los conductores de las flotas municipales, a los ciudadanos y a empresas ubicadas en el municipio. El ICAEN colabora en cursos de conducción eficiente (consultad disponibilidad y materiales descargables en la página de los cursos de conducción eficiente)
  • Fomentar el cambio de hábitos de los ciudadanos en el sentido de sustituir el vehículo privado por el vehículo eléctrico, el caro pooling, el transporte público y la combinación de moto eléctrica o bicicleta en transporte público. La mejor herramienta de fomento de la bicicleta es garantizar el respeto al ciclista con nuevos carriles bici, y procurar infraestructuras antirrobo (bici box o estacionamiento vigilado en las estaciones).

Desde el año 2005 el Instituto Catalán de Energía organiza cursos de formación para ciudadanos y profesionales para ayudar a introducir hábitos que permitan conducir de manera eficiente y reducir el consumo energético del vehículo. En total se han formado más de 19.000 conductores de vehículo turismo, 4.095 de vehículo industrial y de 500 profesores para impartir estos cursos.

Esta formación es impartida por autoescuelas y centros de formación del transporte que disponen de instructores formados en esta disciplina. En función de la tipología de vehículo existen cursos dirigidos a usuarios de turismo o industrial (autobuses o camiones).

• Ahorro medio de combustible superior al 15%.
• Ahorro económico (tanto asociado en los costs de carburante, como los de mantenimiento).
• Reducción de las emisiones de CO2 y de la contaminación atmosférica.
• Mejora del confort y disminución del estrés en la conducción.
• Aumento de la seguridad (disminución de riesgos y de accidentes).

• Consta de una parte práctica y una teórica.
• Duración mínima de 4 horas para los cursos de vehículo turismo y de 8 horas para vehículo industrial.
• La parte práctica se realiza con los vehículos de los centros formadores. En el caso concreto de los cursos para vehículo industrial se permite usar los vehículos propios de la empresa si estos están equipados con un caudalímetro que permita medir el consumo del vehículo.

• Mantener la velocidad de circulación el más uniforme posible.
• Circular a velocidades moderadas.
• Circular en la marcha que permita al motor funcionar en la parte baja del intervalo de revoluciones de par máximo (marchas largas).
• Realizar los cambios de marcha en la zona de par máximo de revoluciones del motor.
• En cajas automáticas se procurará que la caja sincronice la marcha más larga posible a través de la utilización del pedal acelerador.
• Evitar consumos del ralentí innecesarios.

• Hay que conducir siempre con anticipación y previsión.