• Imprimir

Municipios

Este documento recoge una serie de recomendaciones municipales que ha elaborado el Instituto Catalán de Energía (ICAEN), el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la Plataforma LIVE y después de recoger las actuaciones que se están llevando a cabo actualmente para promover la movilidad sostenible.

El objetivo principal del documento es difundir las actuaciones realizadas con más éxito para promover la movilidad eléctrica a nivel municipal y todos sus beneficios energéticos, ambientales y económicos asociados.

La Dirección General de Tráfico (DGT) y la Generalitat de Catalunya han publicado unas clasificaciones de los vehículos según sus emisiones, como por ejemplo la etiqueta “0 emisiones locales” de color azul. Estas etiquetas pueden facilitar a los ayuntamientos la identificación de los vehículos con menos emisiones y, por lo tanto, la implantación de medidas de discriminación positiva (fiscales, de aparcamiento, de gestión del tráfico, etc.) en sus municipios.

La promoción de los vehículos eléctricos en el ámbito municipal es clave para la mejora de la calidad de vida de las personas en los municipios, debida a sus nulas emisiones, la inferior contaminación acústica y también por los beneficios que aportan en Cataluña en términos de eficiencia y diversificación energética.

Bonificación del impuesto de vehículos de tracción mecánica (IVTM)

La bonificación de este impuesto (IVTM) es una de las herramientas principales para promover los vehículos eléctricos en los Municipios de Cataluña. Cabe recordar que el máximo bonificable es del 75%, según el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

  • Bonificar el 75% de la cuota tributaria para los vehículos eléctricos (puros BEV, de autonomía extensa Reeves), los híbridos enchufables (PHEV) y los de hidrógeno (HICEV). Corresponden a la tipología de vehículos englobados en nivel "0 emisiones locales" por la Dirección General de Tráfico (DGT).
  • Bonificar el 50% de la cuota tributaria para los turismos que funcionen con gas natural comprimido (GNC) o licuado (GNL), gases licuados del petróleo (GLP), biogás o bioetanol.
  • Promover las bonificaciones dentro de un marco temporal definido que se debería revisar según el volumen de vehículos eléctricos del municipio y el impacto económico de esta bonificación se debería mantener o modificar la bonificación.

Bonificación del impuesto de actividades económicas (IAE)

Otra herramienta para promover la movilidad eléctrica es ofrecer bonificaciones en el impuesto (IAE).

  • Bonificación del 10% del impuesto de actividades económicas (IAE) a las empresas que realicen o dispongan de un Plan de desplazamiento de empresa (PDE), y que demuestren su aplicación acreditando acciones anuales con la presentación de la factura correspondiente al gasto realizado.
  • Se recomienda que el importe de esta bonificación no pueda ser superior, por ejemplo, un 50% del coste de los servicios acreditados en el ejercicio anterior.

Bonificación en el aparcamiento

Además de las siguientes recomendaciones, habría que promover que las ordenanzas municipales faciliten las operativas y los horarios a aquellas empresas de distribución de mercancías, mensajería o similares que realicen sus tareas con un flota de vehículos de 0 emisiones locales.

Bonificación del 100% en el pago de aparcamiento en zona regulada, para los vehículos eléctricos (puros BEV, de autonomía extensa Reeves), los híbridos enchufables (PHEV) y los de hidrógeno (HICEV) con una restricción de 2 horas tanto por residentes como por no residentes.
Bonificación del 50% en el pago de aparcamiento en zona regulada para los turismos que funcionen con gas natural comprimido (GNC) o licuado (GNL), gases licuados del petróleo (GLP), biogás o bioetanol.
 

Reserva de plazas de aparcamiento

Reservar las plazas más cercanas a la entrada principal de edificios oficiales (ayuntamientos, museos, instalaciones deportivas ...) a los vehículos eficientes o de bajas emisiones, así como también incentivarlas entre las empresas privadas de servicios (centros comerciales, de ocio o deportivos).

Hay que promover que cualquier vehículo eléctrico disponga de un punto de recarga donde aparque habitualmente (punto de recarga vinculado). Es recomendable conocer y disponer de puntos de recarga (PDR) públicos que permitan una recarga semirrápida o rápida en caso de una necesidad puntual.

  • Los PDR deberían ser de acceso público y deben disponer de los tipos de enchufe más utilizados actualmente para vehículos eléctricos.
  • Promover los PDR semirrápida con una potencia asociada de entre 7 y 22 kW para dar una buena prestación con un coste económico asumible, especialmente en las paradas de taxis, zonas de carga y descarga y en aparcamientos municipales.
  • Promover las estaciones de recarga rápida (50kW) para apoyar a los vehículos eléctricos que necesitan una autonomía mayor de forma puntual, tanto en ámbito urbano como interurbano.
  • Comunicar al Instituto Catalán de Energía la ubicación de nuevos PDR de gestión municipal y los de gestión privada, a fin de incorporarlos al mapa de puntos de recarga de Cataluña.
  • El servicio de recarga eléctrica en los PDR debería ser accesible mediante una app en el móvil y código QR.
  • En caso de disponer de un "Gestor de Recarga" para la gestión de los PDR hay que garantizar que su sistema de control asociado permita la conectividad con las plataformas globales de recarga eléctrica europeas, para facilitar el pago y la movilidad para el resto de Europa.
  • Incluir a las ordenanzas de edificación municipales o en la normativa urbanística de los planes generales o derivados, la previsión de instalar PDR eléctrica en zonas de aparcamiento o la instalación necesaria en edificaciones públicas o privadas.

Los municipios pueden aprovechar el momento de renovar las flotas municipales o los pliegues de contratación para incluir criterios de movilidad eléctrica y de bajas emisiones.

  • Se recomienda identificar bien los usos concretos que se hará de los vehículos con el fin de determinar las posibilidades de incorporar vehículos de propulsiones o combustibles alternativos. En segundo lugar, se recomienda incluir dentro de los pliegos de condiciones criterios y cláusulas ambientales y de eficiencia. En este sentido, podéis consultar a la Guía de compra verde de vehículos de la Dirección General de Calidad Ambiental (DGQA)
  • En el caso de administraciones que hayan incorporado vehículos de bajas emisiones, se recomienda estudiar la implantación del Distintivo de Calidad Ambiental de la Flota gestionado por la DGQA.
  • El proyecto CLEAN FLEET financiado en el marco del programa europeo Energía Inteligente (Intelligent Energy Europe Programme) os ofrece asesoramiento en la contratación y alquiler de vehículos limpios y energéticamente eficientes. Podéis dirigir vuestras consultas a info@clean-fleets.eu. Este programa asiste a las autoridades públicas y a las empresas de transporte público a la contratación y alquiler de vehículos limpios y energéticamente eficientes.
  • El proyecto I-CVUE financiado en el marco del programa Europeo (Intelligent Energy Europe) sirve para identificar los vehículos de flota susceptibles de ser sustituidos por vehículos eléctricos puros, de autonomía extensa o híbridos enchufables, aplicando diversos parámetros como el coste de compra, de mantenimiento o el kilometraje, y también permite una valoración de los incentivos existentes en cada territorio para orientar las políticas de fomento de la movilidad eléctrica local.

La movilidad es un ámbito estratégico para el desarrollo del territorio, a tal efecto el año 2003 se aprobó la Ley 9/2003 de 13 de junio la de movilidad de Cataluña. Esta ley hace especial énfasis en la movilidad en el ámbito local y en concreto, obliga en todos a los municipios de más de 50.000 habitantes y los que son capital de comarca a realizar un Plan de Movilidad Urbana (PMU).

El PMU es el instrumento de planificación donde se definen las líneas de actuación que tienen que gobernar la movilidad urbana en los próximos años, teniendo como horizonte estratégico seguir avanzando hacia un modelo de movilidad colectivo más sostenible, eficiente, seguro, saludable y equitativo. Estos conceptos se están convirtiendo, precisamente, en sinónimo de progreso socioeconómico y de calidad de vida de una ciudad.

Actualmente, aparte de la Ley de la movilidad, existen otros documentos normativos que todavía añaden más requerimientos a los municipios en materia de Movilidad. Derivados de ellos, la obligación de PMU recae en todos los municipios incluidos dentro del ámbito de protección especial del ambiente atmosférico (Decreto 152/2007), y todos los municipios de la Región Metropolitana de Barcelona con más de 20.000 habitantes (Plan Director de Movilidad). En más, todos los documentos de planeamiento general o derivado (Estudios de Movilidad Generada), e implantaciones singulares que superen los 5.000 viajes/día tendrán que incorporar la evaluación de la movilidad generada, para estudiar la movilidad en estas nuevas planificaciones urbanísticas y proponer los cambios necesarios para garantizar la accesibilidad con todos los medios de transporte.

En los PMU así como los estudios de movilidad generada de actividades o nuevos planes urbanísticos se recomienda que incluyan un apartado dedicado en las acciones para impulsar los vehículos eléctricos, eficientes y de bajas emisiones, ya que es un punto clave con el fin de conseguir reducir las emisiones de los vehículos y la diversificación energética, además de una oportunidad para la administración para introducir políticas para favorecer estas acciones.

Destacar que la Generalitat ha diseñado una herramienta de cálculo (AMBIMOB 2.0) que facilita el cómputo del consumo y las emisiones, y con el fin de establecer criterios comunes para la evaluación ambiental de los PMU, define las directrices ambientales que tienen que seguir las medidas propuestas en estos. También que la Diputación de Barcelona pone a disposición de los municipios la posibilidad de hacer estudios de implantación del vehículo eléctrico a sus municipios, y mediante el compromiso europeo del “Pacto de alcaldes y alcaldesas” promueve la realización de un PAES (Plan de Acción para la Energía Sostenible).

Por último, recomendar que se redacte un Plan de Desplazamiento de Empresa (PDE) por los trabajadores municipales a los centros de trabajo con mayor número de empleo (de obligación para los Centros de Trabajo con más de 200 trabajadores propios y externos en la Región Metropolitana de Barcelona), con el fin de incentivar los vehículos sostenibles o de bajas emisiones y el caro pooling (compartir viajes en vehículo privado) con ventajas al estacionamiento de estos, o el uso de la bicicleta con protección contra robo. Esta es una buena oportunidad para ejercer el papel ejemplarizante que tienen los Ayuntamientos.

La movilidad en vehículo privado es uno de los ámbitos con un potencial de ahorro de energía más elevado, por lo cual la difusión de consejos de movilidad eficiente y la enseñanza práctica de nuevas formas de conducir entre los conductores puede contribuir a reducir de forma significativa el consumo de carburantes de origen fósil, obteniendo a la vez un ahorro económico.

  • Impulsar la realización de cursos de conducción eficiente a los conductores de las flotas municipales y también a los ciudadanos de los municipios. A la página web del ICAEN encontraréis los Manuales descargables y otra información, como la oferta de cursos financiados caso que haya.
  • Fomentar el cambio de hábitos de los ciudadanos en el sentido de sustituir el vehículo privado por el caro pooling, el transporte público y la combinación de moto eléctrica o bicicleta en transporte público. La mejor herramienta de fomento de la bicicleta es garantizar el respeto al ciclista con nuevos carriles bici, y procurar infraestructuras antirrobo (bici box o estacionamiento vigilado en las estaciones).