• Imprimir

La movilidad de vehículos pesados por carretera

La práctica totalidad de la energía primaria que consume el transporte de carretera mediante vehículo industrial, tanto de pasajeros como de mercancías, proviene de derivados del petróleo.

Este hecho refuerza la dependencia de Cataluña de los combustibles fósiles, y por lo tanto hace muy sensible nuestra economía ante las fluctuaciones de los precios de los carburantes. El sector de los transportistas sufre más que ningún otro sector la relación entre el mercado del petróleo y la cuenta de pérdidas y ganancias de su negocio. Eso, y el elevado consumo de energía del sector (aproximadamente, un 15% del consumo de energía final en Cataluña), ponen en el punto de mira de la política energética el caso del transporte por carretera.

Actualmente, el transporte por carretera es esencial para garantizar la cohesión y el desarrollo social y económico de nuestro país. Por lo tanto, será prioritario que se haga con la máxima eficiencia energética posible, con el fin de reducir el impacto ambiental, protegerlo de las fluctuaciones del mercado petrolero y mejorar la competitividad.

La gestión de flotas de vehículos

El pilar fuerte del potencial de ahorro es la planificación de la activitat quotidiana, del principio al final. Todos los detalles son importantes: la elección de los vehículos, la modalidad de adquisición, el combustible, la carga de los vehículos, la distribución de rutas, la conducción eficiente de los conductores, etc. Una buena decisión en cada uno de estos aspectos puede representar un importante ahorro. Gestionar bien una flota de vehículos permite: 

  • Mejorar las rutas de transporte o distribución, reduciendo los tiempos i las distancias recorridas.
  • Ofrecer un servicio óptimo a los clientes, mejorando la puntualidad y reduciendo los costes.
  • Explotar de manera más eficiente los vehículos de la empresa.
  • Reducir los costes de mantenimiento.
  • Reducir el consumo de carburantes. 


Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación permiten gestionar flotas en tiempo real y así mejorar significativamente los servicios que las empresas de transporte ofrecen a los clientes. Por ejemplo, es perfectamente posible que el usuario pueda comprobar en línea dónde es su mercadería y pueda estimar el tiempo de llegada, o escoger la ruta más rápida, la menos congestionada por el tránsito, la que permita abastecer a más clientes, etc.

La planificación por parte del gestor de flotas de las rutas, cargas, nombre de vehículos en circulación y repartición de clientes, hoy en día gracias al avance en los programarios de logística está al alcance de grandes i pequeñas empresas.

En otras palabras, estas tecnologías mejoran significativamente la competitividad y el valor añadido de las empresas que las usan y también reducen el consumo de combustible por vehículo o por unidad transportada. En este campo, hay mucho potencial de ahorro.